La falta de agua en Santiago es por culpa de la explosión demográfica, no del cambio climático.

El embalse del Yeso, que proporciona agua a Santiago, fue inaugurado en el año 1964. En esa época, la población de Santiago era un poco más de 2 millones de personas. Y no todas las familias tenían saneamiento, lo que significa que el promedio de agua que se consumía por cada persona era bastante inferior al de hoy día. Menos de 100 litros por día por persona. En la actualidad, el consumo de agua es de 125 a 200 litros por día por persona.

En el año 2009 Santiago tenía aproximadamente 5 millones de habitantes, y no había problemas de abastecimiento de agua. Ahora Santiago supera los 8 millones de habitantes.

Las siguientes fotos muestran el embalse en 2016 y 2020 (1).

Embalse El Yeso Marzo 2016. Foto NASA
Embalse el Yeso Marzo 2020. Foto NASA

Se puede ver en la foto, que en marzo de 2016, cuando el Yeso llega a su mínimo anual, ya que después comienzan las nevazones y las lluvias y se vuelve a abastecer, el embalse estaba con mucha agua. 

¿Qué sucedió luego de 2016? La inmigración masiva de Bachelet y Piñera. Más de 1 millón y medio de personas que aparecieron de repente, de un momento a otro.

¿Qué culpa tienen los inmigrantes? Ninguna. Ellos solo se mueven de un país a otro y no tienen la culpa de la ineptitud de los gobernantes.

Echarle la culpa al cambio climático sin tener en cuenta el crecimiento demográfico es por lo menos decir, limitado, por no decir necio o algo peor.

Ningún embalse del mundo es infinito, hay un límite en la cantidad de personas que puede abastecer. En algún momento, pasado cierto límite, comienza a secarse porque no puede reabastecerse a la suficiente velocidad.

Los embalses se diseñan para poder aguantar una sequía de varios años sin una gota de lluvia. En el caso del Yeso fue diseñado para aguantar 3.5 años para una población de 2 millones de habitantes. Pero con la población actual no puede aguantar ni siquiera un año. Tiene que llover si o si.

¿Qué hubiera sucedido si no hubieran entrado un millón y medio de personas a Santiago de golpe? La población hubiera seguido creciendo poco a poco en muchos años y el problema que hoy existe, probablemente hubiera aparecido en 10 años más. Siempre y cuando en ese tiempo no se hicieran obras. 

La falta de agua en Santiago es culpa de Piñera y Bachelet. Lo que ellos hicieron, promover la inmigración masiva, y lo que no hicieron, obras, han provocado el problema.

El llamado cambio climático, ¿ha provocado que existan menos lluvias en esa zona? La respuesta es NO. Un gigantesco NO en mayúsculas.

Si revisamos los datos y verificamos la cantidad de lluvias anuales desde 1974 hasta 2020 en esa zona, en la zona del embalse, no en la ciudad de Santiago, vamos a observar que las lluvias se han mantenido prácticamente iguales todos los años, con pequeñas variaciones en algunos años específicos hace más de una década.

El embalse de Yeso se carga principalmente en invierno con el derretimiento de la nieve y luego tiene la suficiente capacidad para abastecer a Santiago, aún un sin lluvias por un año, pero a un Santiago de 6 o 7 millones de habitantes y no a un Santiago de 8 millones de habitantes.  

El embalse tiene una capacidad determinada, para abastecer a una cierta cantidad de personas determinada, y tiene una capacidad de recuperación determinada, producida por la lluvia. Si la lluvia es la misma desde la época en que se construyó el embalse hasta la actualidad entonces, la capacidad de reabastecimiento del embalse no ha cambiado, lo que ha cambiado es la cantidad de personas que demandan el agua. Y este es el factor más importante de la escasez de agua en Santiago.

El embalse no tiene capacidad de abastecer a infinita cantidad de personas. En algún momento se llega a un punto donde la cantidad de lluvias no logran reabastecer al embalse lo suficientemente rápido y la cantidad de agua que se saca es mayor a la cantidad de agua que se repone.

La lluvia en esa región, ha estado en sus máximos históricos durante muchos años, sin embargo, en los últimos años, el nivel del embalse no hace más que bajar. La lluvia no logra reabastecer al embalse y el agua que se saca es mayor de la que se obtiene. Y recalco, porque esto es sumamente importante, la lluvia en esa región está en sus máximos históricos desde 2010 hasta la actualidad.

Sabemos que aproximadamente para una población de unos 6 millones de personas, con las lluvias normales, y con el consumo de hoy en día, el embalse puede abastecer bien a la población sin tener problemas. Lo sabemos porque cuando había 6 millones de personas en Santiago no existían problemas de abastecimiento y el embalse se mantenía bien lleno todo el año.

Que ha sucedido en los últimos años para que se haya sobrepasado ese límite de repente y ahora se consuma más agua de lo que puede reponerse, lo cual conduce inevitablemente a que poco a poco el embalse se vaya secando. La inmigración masiva, la falta de previsión y la irresponsabilidad política.

Millones de personas extra para abastecer de un momento a otro. Se sobrepasó el límite de un momento a otro. La lluvia, aun estando en el máximo histórico en esa zona, no puede recargar el embalse a la suficiente velocidad. Se consume más rápido de lo que puede reabastecerse. Ese es el motivo más cercano e instantáneo de la falta de agua en Santiago de Chile. No el cambio climático. Porque en esa zona no ha habido ningún cambio climático que lo justifique.

El otro motivo, menos visible pero tal vez más importante es la ineptitud política. No vamos a esperar que los políticos asuman la responsabilidad y digan abiertamente que ellos tienen la culpa. Es mejor echarle la culpa al cambio climático. Está de moda. Es parte de una agenda mundial. Tendrán material suficiente y habrá millones de personas que se lo crean y estén dispuestas a repetir esas tonterías.

En 2024, el embalse va cumplir 60 años desde que se inauguró. La población ha crecido en Santiago y en todos esos años nadie ha previsto que esto iba a suceder en algún momento. No se han hecho obras ni se han hecho otros embalses como se deberían haber hecho en cualquier país con políticos eficientes y responsables.

Referencias:

  1. A Strained Water System in Chile [Internet]. NASA Earth Observatory; 2020 [citado 20 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://earthobservatory.nasa.gov/images/146577/a-strained-water-system-in-chile
  2. Servicios Climáticos Chile - Estación San José de Maipo. Cantidad de Precipitación Líquida Caída o Acumulada durante un Período de 24 Horas (Día). [Internet]. [citado 20 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://climatologia.meteochile.gob.cl/application/informacion/inventarioComponentesPorEstacion/330032/60/125
La falta de agua en Santiago es por culpa de la explosión demográfica, no del cambio climático. La falta de agua en Santiago es por culpa de la explosión demográfica, no del cambio climático. Reviewed by Pablo Alexandre on Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.