La mejor solución para el sistema de pensiones

El sistema de pensiones de reparto está en quiebra en todas partes. No funciona. No dan los números. Es inviable.

El sistema con cuentas de capitalización individual (AFP) es muy superior al de reparto y funciona más o menos bien en todos los países, menos en los países donde el sistema no está bien ajustado.

Pero se puede mejorar, porque puede que en algunas situaciones no dé buenas pensiones.

Los principales problemas del sistema de capitalización individual son que las personas tienen lagunas de cotización, que el porcentaje de aporte es muy bajo, o la edad para jubilarse está mal calculada.

También existe el hecho de que hay personas que jamás cotizan. Los llamados trabajadores informales. Los que se mantienen toda la vida fuera del sistema.

Todo esto se puede solucionar.

Lo primero es ajustar bien la edad de jubilación de acuerdo a la esperanza de vida. Ajustarla todos los años. Edad mayor para las mujeres y menor para los hombres, porque los hombres viven menos y las mujeres viven más. Hoy en día está ajustado al revés. Las mujeres se jubilan antes que los hombres.

Lo segundo es cambiar el modo de donde se obtiene el dinero para ahorrar y hacer el correcto cálculo de cuanto porcentaje se necesita para obtener buenas jubilaciones.

Ahora se obtiene un porcentaje del sueldo. Esto tiene grandes problemas. ¿Qué sucede si la persona queda desempleada? ¿Qué sucede si el sueldo declarado es menos al real? ¿Qué sucede si la persona trabaja en negro toda su vida? ¿Qué sucede si la persona no trabaja?

Así como están las cosas, la persona tendrá lagunas o incluso cero aportes y evidentemente tendrá una jubilación insuficiente o inexistente.

Por eso hay que cambiar el modo de donde se obtiene el dinero para ahorrar.

La mejor forma es utilizar una parte del IVA, sino todo para que vaya a la cuenta individual de pensiones de cada persona. Es una devolución de impuestos que se acredita en las cuentas individuales de cada persona.

En cada venta se cobra el IVA. Se factura la venta asociada al número de documento. Cuando el servicio de recaudación de impuestos recibe el pago del IVA, entonces deriva la cantidad que corresponde a la cuenta de cada persona.

De un día para otro desaparece el problema del empleo informal. El empleo informal se debe, mayoritariamente, a que las personas no quieren que les descuenten nada de su sueldo. Con este nuevo método ya no hay que descontar nada a nadie. Todas las personas cobran el 100% de su sueldo.

De un día para otro desaparece el comercio informal. Con este sistema las personas van a querer su factura, porque ahí queda registrado el IVA que pagan.

De un día para otro desaparecen las lagunas y la falta de aportes. Todas las personas, empleados o desempleados, gastan dinero y pagan IVA, por lo tanto, todos aportan en todo momento. Incluso los mendigos y también los niños aportan a su fondo de pensiones y estarían cubiertos por este nuevo sistema. Porque todos tienen que comprar cosas. Nadie queda desprotegido.

El aporte a los fondos de pensiones comenzaría desde niño, y no desde una edad adulta, lo cual mejoraría mucho el sistema.

¿Cuánto sería el porcentaje de IVA que iría a la cuenta personal? Eso lo tendrán que calcular los expertos.

El IVA es recesivo, eso significa que a algunos le significa mucho y a otros muy poco. A una persona pobre le cuesta mucho porque no le permite ahorrar para poder, en algún momento, hacer algún emprendimiento y mejorar su situación. En cambio, a una persona que supera cierto nivel económico, le significa poco, porque gasta mucho menos de lo que son sus entradas, entonces siempre le sobra dinero para hacer otras cosas productivas.

Considerando esto, el porcentaje de IVA de aporte para las pensiones puede ser variable. Para las personas pobres, el 100% del IVA que pagan va a su cuenta individual. A medida que la persona es más solvente el porcentaje disminuye. Una parte va para su cuenta de ahorro individual y otra parte para los gastos del estado.

¿Cómo se implementaría el sistema? A través del pago con tarjeta de crédito, con tarjeta de débito, al contado con documento de identidad o cualquier otra forma viable.

En cada transacción quedaría registrado quien fue la persona que compró y cuánto pagó de IVA, de ahí se desglosa lo que corresponde para el fondo de pensión. Los datos de que tan solvente es esa persona se extraen de los registros sociales que tiene el estado.

Cuando las empresas pagan ese IVA al Estado, el Estado haría el desglose utilizando las computadoras y los programas informáticos adecuados y transferiría esos fondos a las empresas AFP administradoras de fondos de pensiones junto con la lista que dice cuanto corresponde a cada persona.

El obstáculo más difícil es la voluntad política.

La mejor solución para el sistema de pensiones  La mejor solución para el sistema de pensiones Reviewed by Pablo Alexandre on Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.